captions

IMGA0982

NY

 

img_1918

Esta vez me toca estar delante de la cámara.

Fue a principios de Verano, diría que del 2015… o 2014. No fue hace tanto pero han pasado tantas cosas en ese breve espacio de tiempo que me parece una eternidad.

El caso es que era a principios de Verano, repito, en Galicia. Acabábamos de volver de Barcelona, pasando por el festival de Longoboard de Salinas. Unos Portugueses como muchos otros shapers exponían sus tablas donde podían, para vender a los curiosos que se acercaban… a ver si alguno picaba y ese pez fui yo.

Era una tabla llamativa, llena de colores, con un nose demasiado redondeado, que de aquellas me gustaba, ahora no tanto. Medía 9,2 pies, single fin  y todas esas medidas típicas x 23 x 3. Tenía buena pinta para el presupuesto que podía permitirme, en el cartel ponía 600€, con lo que contaba bajarla a 500€ y al final pude conseguirla por 400€. Así conseguía mi cuarto tablón de la colección.

La foto fue en la playa de Campelo, de vuelta a casa. Sabíamos que no habían olas, estaba  Europa completamente plato. Nos acercamos por casualidad y vimos una pequeña ondulación rompiendo bajo un sol de principios de Verano muy apetecible y un agua cristalina a 12 grados… la cuestión era, neopreno o no neopreno?

 

cropped-fullsizerender-4.jpg

El Maresme, 2017.

Recuerdo 5 sesiones muy dignas de mención en los 8 años que he vivido en Barcelona. El Mediterráneo tiene sorpresas, sorpresas sorprendentes que pueden dejar también sorprendido a un surfista criado en el Atlántico, valga la redundancia.

La que recuerdo con más cariño fue en la Barceloneta, ese día la policía cerró la playa, pero justo antes unos cuantos colegas y yo pudimos disfrutar de olas de verdad, no tenían excesiva fuerza, pero eran altas, lo de las medidas, como ya sabemos, es muy relativo.

Pero sin lugar a dudas esta fue la sesión de mayor calidad (la de la foto) y como suele ocurrir, por pura casualidad. En Barcelona, por así resumirlo, si entra el mar del Norte, como es obvio, surfeas en la zona Norte (Mongat, El Maresme, etc…) si entra del Oeste posiblemente te quedes en Barcelona (algunos picos rompen mejor con norte, como el de La Marbella) y si el mar entra del Oeste o del Sur te vas a la zona de el Prat, y de ahí para abajo, Sitges sería una buena referencia. Este día nos íbamos a quedar en los picos de Barcelona pero teníamos que hacer un recado por la zona del Masnou… y este fue el resultado.

Detrás de las verjas de la vía del tren, situada a primera línea de playa (no me lo preguntes a mi) atraviesa la carretera general. Sólo recuerdo entrever las olas a través de las malditas rejas y volverme loco como un niño, ya que la escasez es lo que consigue, volverte loco. En resumen, una surfeada increíble con un buen amigo y 2 o 3 más. Fin.

 

FullSizeRender-12

NO es la época más apropiada para haberme acordado de esta foto, el día esta gris, la temperatura del agua comienza a rozar los 10 grados, llega el Otoño, que no el Invierno.

El protagonista de la foto es un Local de la triangu, Sopelana, es un maestro del surf clásico y compone poemas los cuales recita en directo en algunos bares de Bilbao. Es fácil encontrarlo en su pizzería en Sope, trazando líneas preciosas en las olas o entrenando Jiu Jitsu en algunos de los “mats” de la zona.

Cada vez que visito Bilbao me lo encuentro, nos saludamos, ya que es un amigo de un amigo, nos preguntamos por nuestras cosas y seguimos nuestros caminos, pero es de este tipo de personas de las que siempre te quedas con ganas de intercambiar una conversación mas profunda y preguntarle sobre su punto de vista respecto al surf y su evolución, sobre tablas, formas, medidas… si los poemas tienen alguna relación con el surf, cuando comenzó a componer, que siente al recitar… muchas preguntas. Nunca ha surgido el momento pero dudo que no tarde mucho en volver a coincidir con él.

red wave 2Esta fue la última foto de mi Sony Alpha 6000, de la primera. Esta foto se la dedico a ella.

Ella es el verano que se acaba, ella es el cambio de planes, ella es el fin de un etapa… ella es una máquina que adquerí hace un tiempo y que me hizo adentrar en el mundo de la fotografía un poco más.

Este Domingo 30 de Septiembre, del 2018,  hago mi primera exposición personal, personal me refiero a que ya había organizado otras en Barcelona, pero de otras personas. Pero esta vez es una exposición para mi y para mis amigos. Se llama BASTIART y es un proyecto conjunto nado de una idea personal que me rondaba por la cabeza desde hace tiempo. El nombre es obvio, Bastiagueiro, la playa donde me crié en Galicia y  la genérica palabra Arte, ya que a parte de las fotografías habrá conciertos como cualquier fiesta entre amigos.

 

DSC05456

Un verano de reflexiones. Un verano de cambios, mirar tu reflejo en un charco, fijamente y pensar que todo ha cambiado.

No ha estado mal, no ha sido como planeabas pero a quien le importa.

Para mucha gente el año comienza en Enero, para la mayoría comienza en Septiembre… pero el comienzo de este año se ha adelantado a Junio. Comenzó lento y pasó rapidísimo. No había estado tantas horas en el agua desde que era un adolescente y me tocó revivir viejos recuerdos almacenados en una zona del cerebro desconocida para mi. Es una zona  en escala de grises que deja un sabor dulce amargo, como cuando alguien que no entiende de vinos prueba un blanco con denominación de origen y buena añada y se le queda cara de ¿Es bueno? ¿malo?

Lo importante es que los comienzos de año traen nuevas ilusiones, nuevos proyectos, de esos proyectos de los que nos encanta decir, estoy en un proyecto, aunque solo sea para entretener el paso del tiempo.

 

Untitled-1

A este tour lo acabamos titulando “Precolombine Tour”. El nombre se lo debemos a las fachadas de los edificios de A Coruña. Fue un viaje distinto porque fue un surftrip en casa, es decir, hice de anfitrión.

Es increíble la cantidad de olas que hay en Galicia prácticamente vírgenes.

Cada vez que veo esta foto me pregunto que habría pasado si le hubiese dado al click una centésima de segundo más tarde… o antes.

 

alex

Una vez tuve la oportunidad de cenar con “the Growlers” y daba la casualidad que “Tomorrow Tulips” hacían de teloneros durante esa gira.

Todo fue muy de repente, una amiga sabía que me gustaba mucho el estilo de Alex Knost, su surf y su música; así que me telefoneó,  me contó que tenía que hacer una entrevista a él y a Ford Archbold, había quedado con ellos para cenar antes de comenzar el concierto y lanzarles unas preguntas para la revista Vice España. Ella me preguntó si me apetecía acompañarles y no lo dudé un instante. Es muy importante tener buenos amigos así. Después pudimos disfrutar de un concierto increíble en el Sidecar.

Esta foto es del Duct Tape celebrado en Zarautz en Verano del 2018. Este año sólo eché de menos a Troy Elmore, a Jared Mell y a Harrison Roach… de los habituales.

Ganó Andy Nieblas, muy merecidamente para un público general, pero Ryan Burch fue para mi y para muchos el verdadero ganador, quizás no se paró tanto en fabricar cada movimiento y no tiene la energía post-adolescente reflejada en los “claims” de Andy, pero técnicamente es todo un erudito del tablón.

Todos estaban allí, sus auras se eclipsaban de unos a otros. Sin embargo, Alex Knost sigue siendo el gran protagonista del concierto.

 

iker b&W

A todo el mundo nos gusta definirnos como “almas libres”… sobretodo cuando hablamos con personas del sexo opuesto. No se porque hay una extraña tendencia conceptual donde las mentes libres son superiores, una especie de hegemonía neuronal en el que el resto de seres estamos bloqueados y obsoletos – “Tu no lo entiendes, soy diferente, soy un alma libre (con visa oro)”- .

No somos libres, al menos nunca del todo. Estamos en un sistema del que hay muy pocas posibilidades de escapar y a la hora de la verdad, tampoco queremos escapar. Somos egoistas, envidiosos y competitivos en mayor o menor medida y quien lo niegue, miente, se miente a uno mismo.

Por eso siempre me quedará esta imagen, la esencia misma de la libertad, surfear sin quillas, las quillas son ese sistema que te dirige, que te da la linea y velocidad que necesitas. ¿Eres un alma libre? Quítale las quillas a tu tabla y cambia esa ridícula postura fabricada.

 

nazare

EL surf. Solitario, aunque nunca estás realmente solo. ¿Que lo hace entonces tan interesante?

La búsqueda. El NO. Imaginarte algo mejor. Nunca estamos satisfechos.

En Enero del 2016 este surfista no logró enfrentarse a sus miedos. Era Invierno en Nazaré, Portugal. Había gente entrenando con sus motos de agua aunque no era el típico día que aterroriza, pero si que te hace dudar.

El no pudo entrar. Se situó en la orilla mas de 1 hora mirando las series acercarse.

Pero no pudo.

Quizás me equivoco y si se enfrentó al peor de los miedos. El saber que no siempre se puede. El saber que no se tiene todo lo que se quiere. El saber que el tiempo pasa y nunca lo vas a poder conseguir. Quizás me equivoco y SI que superó sus miedos al aceptarlo y darse la vuelta.