SURF IN SITGES

1262990_10153292228790387_1598635415_o

Surfear en el Mediterráneo no es fácil. Todo el stress que conlleva llegar hasta la playa hace que toda la semana se centre en planear una sola tarde de surf… pero todo es actitud.

Por qué Sitges esa tarde? realmente da bastante igual… las olas se parecen bastante, unos días está alguna cala un poco “especialmente” mejor, pero da lo mismo, el factor aparcar fácil en un lugar a la vista de los miserables ladrones de coches es importante… gente va a haber en casi todos lados.

Algo realmente sorprendente aquí es que se madruga mucho para surfear, al amanecer ya hay gente en el agua, pero al medio día, todo el mundo come sobre una mesa, así que, si quieres surfear solo, tómatelo con calma y ve al medio día.

Generalmente surfeamos gente de Barcelona y de otros lugares afincados en Barcelona, si estás en este último caso te sorprenderá mucho el paisaje, es increíble, estamos acostumbrados a ver acantilados verdes con pinos, el paísaje aquí es muy exótico, está repleto de cactus y las montañas son de color amarillo… es realmente bonito, sobretodo la luz dentro del agua, todo brilla mas. EL tren pasa cada cierto tiempo justo por delante de la costa, te puede recordar mucho a la costa de California.

Las olas no son increíbles pero el ambiente es muy cálido, lleno de gente con ganas de surfear. Siempre te encuentras con algún amigo que ha llegado antes y que te recordará lo bien que estaba antes, pero eso ocurre en todos lados.

Hemos surfeado todos los amigos, lo hemos pasado bien, Adri , Damiá con su dedo roto y Marina se lo han pasado como niños y alguna foto nos ha salido. Como bien dijo Soren, “en el Mediterráneo menos es mas.”

RIders.-Yago Parguesen, Adri Vilar, Damia Tesorero y Marina.

carretera copia